Eres mi rey
21-11-2009 Oraciones
Ponerse en manos de Dios. Aceptar las limitaciones y dejar que Él las transforme y las oriente a beneficio de todos, es un verdadero acto de fe y confianza en Dios. Jesús es rey, el Rey.
Quiero, Padre santo, proclamar ante el mundo la verdad de Jesús,
su vida y muerte terrenal, su vida eterna y enteramente feliz en Ti.
Le costó la vida su lucha contra la injusticia y la mentira.
Jesús fue rey crucificado, rey por ser el servidor de todos, paradoja de Dios.
Jesús no se nos impone ni con promesas ni con amenazas,
a Jesús, tu hijo, lo quiero seguir voluntariamente, como líder,
porque me convencen él y su palabra, porque su verdad me hace libre.
Quiero ser portavoz de su evangelio, sin paliativos ni recortes.
El mensaje de Jesús es la verdad, luz del mundo que no puede ocultarse.

Envíame tu Espíritu, lo necesito.
Me falta amor y generosidad, parece a veces que hasta me cuesta sonreír,
todavía huyo del hambriento, el enfermo, el inmigrante, el encarcelado,
No me siento hermano de mis hermanos, de toda la humanidad
y debo bajar del pedestal de rey al dinero y el poder.

Pero Tú estás dispuesto a hacer el milagro de mi conversión
con sólo un poco que ponga de mi parte.
Hazme creer que puedo hacer del género humano una auténtica familia.
Dame seguridad, fe en mí mismo, para que no desfallezca
y trate de plasmar en mi vida las consignas de tu Reino.
Con Jesús, tu hijo, heraldo de la verdad, a Ti, Dios, Padre querido,
todo honor y gloria por siempre.
Amén.

Texto basado en el original de Rafael Calvo Beca publicado en www.feadulta.com.



¿Y tú que opinas?